Definitiva e indiscutiblemente, la no paralización de labores en ninguna de las áreas laborales en Agro Pucalá, es de absoluto respaldo a nuestro administrador judicial Lic. Luis Alberto Dávila Dávila y consecuentemente de categórico rechazo a la Resolución 470, dado por el ignaro juez Edwin Siadén Díaz.
Y es que el trabajador pucaleño, sabe que si no trabajamos no hay producción; y si no hay producción no tenemos nada que vender; y consecuentemente, no habrá dinero para pago de nuestras remuneraciones, CTS y gratificación por Navidad… Y por estas razones de peso le dice NO A LA RESOLUCIÓN 470, NO AL NUEVO ADMINISTRADOR JUDICIAL JOSÉ FERNANDO ENRIQUE URBINA CARRANZA… En Pucalá todos trabajamos por nuestro bienestar, porque el pan de cada día esté en la mesa de cada uno de nuestros hogares; para que nuestros hijos y nietos sigan estudiando y teniendo una alimentación segura… ¡GRACIAS HERMANOS PUCALEÑOS!… ¡PUCALÁ NO SE VENDE, PUCALÁ SE DEFIENDE!.