AZÚCAR

Se denomina azúcar, en el uso más extendido de la palabra, a la sacarosa, cuya fórmula química es C12H22O11, también llamada “Azúcar Doméstica” o “Azúcar de Mesa”.

La sacarosa es un disacárido formado por una molécula de glucosa y una de fructosa, que se obtiene principalmente de la caña de azúcar o de la remolacha. El 27% de la producción total mundial se realiza a partir de la remolacha y el 73% a partir de la caña de azúcar.

Factores que intervienen en la producción de azúcar

Factores Naturales: El clima o estación definitivamente incide en la producción de azúcar. Los meses de enero, febrero y marzo son difíciles porque hay presencia de lluvias, que dan lugar a que la caña llegue a la fábrica con una serie de impurezas (barro, piedras, etc.), produciéndose con facilidad deterioros en la batería de machetes y molinos, que dan lugar a “paradas” obligadas que disminuyen el ritmo de molienda.Por esta razón, las paradas anuales para mantenimiento y reparación, que dura 30 a 45 días, se programan en estos meses.

Factores humanos: En la actualidad, fábrica cuenta con más de 400 trabajadores, de los que se requiere cada vez más especialización y/o preparación, a fin de que esta importante área marche al compás de los adelantos tecnológicos y científicos de nuestro tiempo. En este sentido, el Departamento de Capacitación de Agro Pucalá permanentemente viene dictando cursos de especialización y/o capacitación al personal que labora en fábrica.

Factores materiales: Pucalá siempre contó con uno de los ingenios azucareros mejor implementados, gracias a que se viene cumpliendo con los planes de inversión y el esfuerzo de los trabajadores.

En la actualidad, gracias al buen manejo de los recursos humanos y materiales que viene haciendo el Administrador Judicial, Lic. Luis Alberto Dávila Dávila, Gerencia General y Gerentes de Línea, en estrecha coordinación con la masa laboral., el ingenio pucaleño ha sido mejorado sustancialmente, a fin de mantener un ritmo de molienda sostenido y competitivo en cuanto a la calidad del producto se refiere.

Proceso de elaboración de azúcar rubia

El proceso para obtener la azúcar comprende los siguientes pasos: lavado, preparación y extracción de jugo, evaporación, cristalización y centrifugación.

Lavado, preparación y extracción de jugo: El trayler con caña que ingresa en el Ingenio es pesada en la balanza semiautomática, ubicada en la puerta de ingreso de la parte posterior de la fábrica. Luego, el trayler avanza hasta la mesa lavadora, donde con una grúa-hilo, la caña es descargada en la mesa, para ser liberada parcialmente de la tierra mediante cortinas de agua. A continuación, la caña pasa por un sistema de conductores, niveladores, machetes y desfibradores, hasta conseguir astillas de cuatro a ocho centímetros, dimensiones con las que llegan al Trapiche que consta de cinco molinos, cada uno formado por la combinación de tres masas con rayado, entre los cuales pasa sucesivamente la caña preparada con ayuda de agua, obteniéndose el jugo mezclado que pasa al proceso de elaboración y el bagazo es quemado en los calderos.

Es el proceso para eliminar las impurezas solubles e insolubles del jugo obtenido en el trapiche, usando como agentes la cal y el calor, para la cual se prepara la “lechada de cal” en una planta encaladora, la calefacción del jugo encalado en calentadores verticales y la sedimentación en los clarificadores; luego, el jugo obtenido entra al proceso de evaporación.

Evaporación: El jugo clarificado contiene aproximadamente 85 por ciento de agua. Mediante evaporadores de quíntuple efecto al vacío, se evapora los dos tercios del contenido inicial de agua obteniendo el JARABE, que es una solución color marrón oscuro de 55 por ciento de sacarosa.

Cristalización: El jarabe obtenido se concentra hasta un estado de saturación, luego del cual se realiza el proceso de formación y desarrollo del cristal de azúcar, hasta obtener la masa cocida, que es una mezcla de cristales de azúcar y mieles madres; este trabajo recibe el nombre de cocimiento y es realizado en recipientes al vacío con sistema de calentamiento denominados tachos o vacumpanes. La masa cocida obtenida en el tacho es sometida a un proceso de enfriamiento llevado a cabo en los cristalizadores, con el propósito de hacer la cristalización en movimiento y que consiste en que el contenido del azúcar de las mieles madres se sigan depositando sobre los cristales ya formados.

La masa cocida proveniente de los mezcladores o cristalizadores, se hace pasar a maquinas giratorias llamadas centrífugas. Los cristales de azúcar son retenidos en los costados por una tela metálica (forro perforado) que pueden ser lavados con agua si se desea. Las mieles madres pasan a través del forro impulsadas por la fuerza centrífuga.